• KL Magazine

"Alerta roja para la humanidad" informe de la ONU advierte cambios climáticos irreversibles


El último informe del Grupo Intergubernamental de expertos para el cambio climático (IPCC) ha advertido que la actividad humana llevó al mundo a su periodo más cálido en los últimos 2000 años, esta situación provocará efectos irreversibles que podrían durar milenios.


Por este motivo, el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres. alertó, que el informe emitido por la ONU en conjunto con el IPCC ha emitido una alerta roja para toda la humanidad. Sumado a esto, dijo que si aunamos fuerzas ahora, tal ves podríamos evitar una catástrofe climática, pero a partir del informe emitido este lunes 9 de agosto, tenemos claro que no se puede esperar, y ya no hay tiempo para demoras ni excusas.


El Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, evaluó como el calentamiento global cambiará el mundo en las próximas décadas, luego de una extensa examinación de más de 14000 artículos científicos.


De acuerdo a lo concluido por los científicos, las emisiones continuas de gases de efecto invernadero podrían quebrar un límite clave de la temperatura global en poco más de 10 años.


Además, no es posible descartar una subida del nivel del mar, cercana a los 2 metros a finales de este siglo.


Las principales revelaciones de este documento, son las siguientes:


1) El cambio climático es inesperado, rápido y se está intensificando. Para todos quienes vivimos en el Occidente, los peligros del calentamiento global ya no es algo lejano que sólo afecta a otros lugares, ya que lo hemos vivido como parte de nuestra vida cotidiana, el cambio climático ya está aquí y no es un problema del futuro, sino que ya está afectando a todas las regiones del planeta, esas fueron las palabras de la Dra. Friederike Otto, una de las autoras del informe. Uno de los puntos más destacados se refiere a la responsabilidad de la humanidad en el cambio climático "somos nosotros los que podemos detener esta situación"


2) La temperatura podría aumentar más de lo previsto. En el informe anterior del IPCC sobre el cambio climático, publicado en el año 2013, se consideró como límite global seguro para el calentamiento una temperatura de los 1,5°C, sin embargo en las negociaciones que condujeron al acuerdo climático de París en el 2015, muchos países presionaron por un límite de temperatura más bajo, argumentando en aquello oportunidad que esta decisión era una cuestión de supervivencia. Otro informe, emitido en el 2018 evidenció que las ventajas de mantenerse por debajo de ese umbral eran enormes, llegar hasta allí requeriría una reducción de las emisiones de carbono a la mitad para el 2030, para luego alcanzar la meta de CERO emisiones netas en el 2050.


De no alcanzar estas metas, el límite lo alcanzaremos entre los años 2030 y 2052. El nuevo informe, reafirma este escenario, advirtiendo que alcanzaremos el umbral en el año 2040.


Las consecuencias de que las temperaturas globales suban más de 1,5°C, serán muy negativas para el planeta, que ya ha experimentado un importante repunte en temperaturas extremas estos últimos años, Friederike dijo que veremos olas de calor aún más intensas y frecuentes, también habrán fuertes lluvias a nivel global y sequías extremas.


3) El nivel del mar seguirá avanzando, no importa lo que hagamos. Informes pasados, fueron muy criticados por ser demasiado conservadores a la hora de evaluar el riesgo del aumento en el nivel del mar, resulta ser que la falta de investigación exhaustiva permitió que los informes previos excluyeran los posibles impagos del derretimiento de las capas de hielo en Groenlandia y la Antártida, esta vez no fue como las anteriores.


El informe de hoy muestra que en los escenarios actuales, los mares podrían elevarse por encima del rango probable, subiendo hasta 2 metros a fines de este siglo, llegando incluso a subir 5 metros para el 2150.


Este es un escenario muy negativo, ya que incluso si controlamos las emisiones y mantenemos las temperaturas alrededor del 1,5°C para el 2100, las aguas continuarán subiendo en el futuro.


El profesor Malte Meinshausen, de la Universidad de Melbourne, dijo que el peligro detrás de estos números es muy aterrador a largo plazo, ya que incluso si el nivel del mar se ve afectado levemente, los efectos colaterales son inevitables.


4) Los hallazgos sobre el CO2. Durante muchos años, los científicos han estado preocupados de que el clima de nuestro planeta podría ser más sensible al dióxido de carbono de los que pensaban.


5) El papel del metano. Otro gas detrás del calentamiento global, según el IPCC, uno de los grandes responsables del calentamiento global es este gas de efecto invernadero, debido a esto, abordar las emisiones provenientes de la industria del petróleo y el gas, de la agricultura y el cultivo de arroz, podría ser una gran victoria a corto plazo.


Este informe ha sido un llamado de atención para todos los líderes políticos del mundo, y se espera que en la próxima cumbre climática global COP26, se lleguen a acuerdos comunes en beneficio de toda la humanidad.