• KL Magazine

Misteriosa anomalía magnética global es detectada durante el mínimo solar



El pasado 23 de junio, Stuart Green detectó una anomalía magnética global, para eso utilizó un magnetómetro, que es un dispositivo que se utiliza para medir el magnetismo, de esta manera notó la presencia de una onda inusual en sus datos. Lo más curioso es que esta ola apareció en un momento en que el campo magnético de la Tierra ha estado en silencio, y de pronto comenzó ha oscilar durante 30 minutos.



Actualmente la actividad solar se encuentra en su punto más bajo dentro de su ciclo de 11 años, a esta fase se le conoce como el mínimo solar. Es importante destacar que el mínimo solar actual es uno de los más profundos desde el comienzo de la era espacial, ya que hay una actividad en la superficie solar que es más silenciosa de lo normal. Por lo tanto, hay pocos cambios en el campo magnético que puedan ser captados por los magnetómetros.


Por todo esto Stuart Green, al ver la onda sinusoidal captada por el instrumento, verificó de inmediato sus datos, con los entregados por el satélite DSCOVR de la Administración Nacional Oceánica y atmosférica de los EEUU (NOAA), a partir de esta comparación pudo observar que no hubo ningún aumento en la velocidad del viento solar, ni tampoco la presencia de otros factores que pudiesen explicar la anomalía en el campo magnético.


Sin embargo, Green no fue el único que se dio cuenta de esta perturbación, Rob Stammes detectó algo muy similar en su magnetómetro, desde Noruega, indicando que el campo magnético se movió aproximadamente 1/3 de grado.


¿Que fue lo que pasó?


Los físicos espaciales llaman a este fenómeno como "pulsación continua". Para que podamos entenderlo más fácilmente Imaginemos que soplamos un trozo de papel, esto provoca que el papel se mueva, gracias al efecto de la respiración. Lo mismo ocurre con el viento solar, ya que puede provocar un efecto muy parecido en los campos magnéticos. Las ondas de Pulsación Continua son movimientos que se propagan por la magnetosfera de la Tierra, que han sido estimulados por el viento solar. Durante las fases activas del ciclo solar, estos movimientos no son tan perceptibles, ya que suelen perderse entre el ruido de la actividad geomagnética. Pero durante la fase del mínimo Solar, estas ondas se sienten como verdaderos estruendos.


Lo misterioso de todo esto es que si cuando Green fue a verificar sus datos, con los datos obtenidos por el satélite del NOAA, y este arrojó que no había viento solar, ni ningún otro factor que pudiese explicar esta anomalía ¿Qué fue lo que la causó?


Lo cierto es que el campo magnético de la Tierra estaba muy tranquilo ese día 23 de junio, por lo mismo ese onda fue captada en muchos lugares del mundo. La red global de observatorios magnéticos Intermagnet pudo capturar esta anomalía al mismo tiempo en Hawai, China y hasta en el Círculo Polar Ártico.



579 vistas2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo