• KL Magazine

Astrónomos descubren un misterioso cometa volcánico gigante


Este objeto podría ser uno de los cuerpos más extraños del sistema solar, se trata del cometa 29P Schwassmann-Wachmann, se mueve por el espacio a unos 41.836 km por hora y su particularidad es que erupciona con mucha frecuencia expulsando "criomagma", que está formado por elementos volátiles como el agua, amoniáco o metano, estas sustancias generalmente son líquidas o gaseosas.


El astrónomo Tony Phillips señala que el 29P pone a prueba la definición de cometa, ya que más concretamente este cuerpo celeste podría ser un "volcán espacial gigante" o criovolcán (volcán extraterrestre), describiéndolo como una enorme bola de hielo de 60 km de diámetro, que parece estar adornada con volcanes de hielo que hacen erupción unas 20 veces al año aproximadamente.


Este cometa fue descubierto en el año 1927, presenta una órbita similar a la de Júpiter y saturno, su comportamiento explosivo es conocido desde hace décadas, pero recientemente ha entrado en una fase de aparente "hiperactividad eruptiva".


Otra característica de este particular cometa, es que debido a que nunca se ha acercado mucho al Sol, el 29P no presente la cola distintiva que se espera, sino que aparece rodeado por una coma difusa, como si viajara envuelto en una niebla o especie de nube.


La actividad eruptiva más reciente, comenzó el 25 de septiembre del 2021 y parece ser la más violenta de los últimos 40 años, ya que en un lapso de 56 horas se produjeron cuatro erupciones en rápida sucesión, creando una "mega explosión".


Expertos que han estudiado el cometa 29P durante años, creen que no contiene magma, sino que entra en erupción con una combinación fría de metano, etileno y otros hidrocarburos líquidos como los que se encuentran en la superficie de Titán, la luna de Saturno.


De acuerdo con los estudios realizados, el criomagma contiene una pizca de polvo y está impregnado de gases disueltos como nitrógeno y monóxido de carbono, todo atrapado bajo la superficie que, en algunos lugares, tiene una consistencia similar a la cera, y estos gases volátiles "embotellados" se escapan y explotan cuando se abre una fisura, a eso de deben las constantes erupciones de este cometa.


La mega erupción actual ha aumentado el brillo del cometa desde la Tierra más de 200 veces y podrá ser observado con un telescopio de jardín, y lo más sorprendente es que a la erupción de septiembre, ahora se le ha sumado una nueva ocurrida el 23 de octubre, momento en el cual se abrió un respiradero repentinamente, arrojando criomagma hacia el espacio.


La erupción de septiembre creó una capa en expansión de criomagma vaporizado, que los astrónomos han estado monitoreando, sumado a ello la erupción de octubre impulsó una nueva cáscara compacta hacia la antigua, que es más grande.


Para los aficionados que tengan telescopios de tamaño medio y experiencia en astrofotografía a buscar este cometa, se puede encontrar en la constelación de Auriga en lo alto de cielo en la medianoche.



1,496 vistas0 comentarios