• KL Magazine

Científicos dicen que el colapso del Telescopio de Arecibo nos dejará vulnerables a los asteroides


El radiotelescopio de Arecibo fue la piedra angular en la campaña para proteger el planeta Tierra de los asteroides, y como ya sabemos, la noche del 1 de diciembre colapsó, producto de una avería en sus cables.


Y es que la defensa planetaria resulta ser una pieza fundamental para identificar y mitigar las amenazas a la Tierra por impactos de asteroides. El telescopio de Arecibo, poseía un radar planetario, que entregaba a los científicos una visión bastante exacta de objetos cercanos potencialmente peligrosos, siendo uno de los pocos observatorios que tenía esta tecnología en el mundo.


Anne Virkki, Directora del Equipo de Radar Planetario en el Observatorio de Arecibo, ha dicho que, a pesar de la información entregada por medios de comunicación, en donde se está diciendo que las funciones realizadas por Arecibo son fácilmente reemplazables, ella enfatiza en que están equivocados, ya que la tecnología que tenía el radiotelescopio no estaba obsoleta y no podrá ser reemplazable tan fácilmente por otras instalaciones e instrumentos existentes.


La defensa planetaria comienza con la detección de la mayor cantidad de asteroides cercanos a la Tierra como sea posible. Arecibo nunca jugó un papel importante en la detección de asteroides, esa tarea es realizada por una gran cantidad de telescopios que ven grandes franjas del cielo en luz visible e infrarroja, estos son capaces de captar la aparición repentina de un punto brillante y rápido entre las estrellas. Con esas primeras observaciones, los asteroides pequeños y los que se quedan fuera de la órbita de la Tierra, son etiquetados de manera segura y generalmente pasan rápidamente al olvido.


En cambio, el radiotelescopio de Arecibo tenía la tarea de monitorear los asteroides ya descubiertos, que tienen gran tamaño y con órbitas cercanas a la Tierra, aquellos que merecen atención y estudio adicional, ya que pueden representar una amenaza para la humanidad. El Arecibo tenía la tecnología necesaria que permitía a los científicos obtener detalles precisos sobre la ubicación, el tamaño, la forma y la superficie de estos asteroides.


Este tipo de información, es de suma importancia para la defensa planetaria, ya que mientras más antecedentes se manejan en relación a asteroides que representan un peligro potencial para la Tierra, los científicos pueden utilizar esta información para, por ejemplo prevenir una colisión, ya sea alejando el asteroide de su trayectoria o bien rompiéndolo en mil pedazos. La caída de un asteroide es un evento natural que se puede prevenir, ya que si se maneja la información adecuada, se puede "detener", a diferencia de un terremoto o un huracán.


El radar de Arecibo, ofrecía valiosa información sobre las rocas espaciales, tales como la composición del asteroide, hay algunos sólidos y otros más "esponjosos", detallaba también si era una o dos rocas las que se acercaban, y la entregaba a la defensa planetaria. Todos estos antecedentes son vitales, ya que ayudan a definir las estrategias necesarias, ya sea para desviarlo o para romperlo.


De esta manera el radar resulta ser una herramienta muy valiosa para el planeta. Con la destrucción del Arecibo, el único transmisor de radar que nos queda, está ubicado en el Centro de Comunicaciones del Espacio Profundo Goldstone en California, es dirigido por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. Pero, esta instalación tiene otras responsabilidades además, ya que es parte de Deep Space Network que gestiona la comunicación con las naves espaciales en todo el sistema solar, y tiene también responsabilidades militares.


Además el radar Goldstone es aproximadamente 20 veces menos sensible que el Arecibo, así que no lo va a reemplazar completamente.


Anne Virkki dijo que existen planes para implementar capacidad de radar en el Observatorio Green Bank en Virginia, pero el problema es que será más vulnerable al clima.


Todos estos factores combinados, convierten la pérdida del Arecibo en un gran golpe para la capacidad de defensa planetaria, la que se verá importantemente reducida.


2,617 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo