• KL Magazine

!El sol está despertando¡ La NASA y la NOAA anuncian el comienzo de un nuevo ciclo solar


Expertos de la NASA y de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) acaban de anunciar el martes pasado que el ciclo solar 25 ha comenzado, ambas discutieron sus análisis y predicciones sobre el nuevo ciclo solar, y cómo este afectará en la tecnología y en nuestras vidas, tanto en la Tierra, como fuera de ella, en el caso de los astronautas.


El panel de expertos internacionales, anunciaron que el mínimo solar ocurrió en diciembre del 2019, fenómeno que marcó el inicio del nuevo ciclo solar. Debido a las variaciones e inestabilidades del sol, es que pueden pasar meses antes de declarar el inicio del evento.


La NOAA y la NASA en conjunto con la agencia Federal para el Manejo de Emergencias y otros departamentos federales, trabajan en equipo en la Estrategia y Plan de Accción Nacional de Clima Espacial, con el fin de mejorar la preparación para el clima espacial y proteger a las naciones de los peligros del clima espacial.


Las predicciones del clima espacial son fundamentales para respaldar las naves espaciales y los astronautas, examinar en entorno espacial es el primer paso para comprender y mitigar la exposición de los astronautas a la radiación espacial. Los científicos están trabajando en modelos predictivos para que el en el futuro poder pronosticar el clima espacial similarmente a como lo hacen los meteorólogos con el clima en la Tierra.


Y comprender los ciclos del Sol, es una parte fundamental en esta preparación. Para confirmar el inicio de este nuevo ciclo solar, el equipo de predicción consultó datos mensuales sobre manchas solares, para mantener un registro detallado de las pocas y diminutas manchas que marcan el surgimiento del nuevo ciclo.


Con el mínimo solar detrás de nosotros, ahora los científicos esperan que la actividad del Sol aumente hacia el próximo máximo solar, que está previsto para julio del 2025. Doug Biesecker, físico solar del Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA, dijo que se prevé que el ciclo 25 será tan fuerte como el último ciclo solar, que si bien fue un ciclo por debajo del promedio, eso no quiere decir que esté exento de riesgo de clima espacial extremo. El impacto del sol en nuestra vida diaria es real.


Por ejemplo, los fotógrafos de auroras están muy familiarizados con el ciclo solar, ya que para ellos existe una diferencia entre poder capturar auroras una o dos veces al mes durante el máximo solar o verla sólo unas pocas veces al año durante el mínimo.


El ciclo solar también influye en la diferencia entre las tormentas geomagnéticas impulsadas por la eyección de masa coronal en el máximo solar, que frecuentemente son cortas e intensas, y las tormentas impulsadas por agujeros coronales, que pueden durar mucho más.


Las aves migratorias fueron los primeros animales en los que se descubrió el sentido magnético, pero no son las únicas, hay una amplia gama de animales que lo poseen, incluso los roedores. Estos animales también se ven afectados y alterado su comportamiento por el ciclo solar.


Sabemos que el ciclo solar influye también en los sistemas de telecomunicaciones y energía. Bob Arrit, ejecutivo técnico del Instituto de Investigación de Energía eléctrica, es quien dirige la investigación sobre las perturbaciones geomagnéticas, en conjunto con empresas de servicios públicos desarrollan la investigación que preparará el sistema de energía para manejar un evento de perturbación geomagnética, su objetivo es evitar cualquier interrupción del funcionamiento normal del sistema de energía.