• KL Magazine

Informe Desclasificado de Pentágono Señala que OVNIS han provocado radiación, quemaduras y embarazos


Informes del Pentágono que han sido desclasificados recientemente afirman que los OVNIS podrían haber dejado a algunas personas con quemaduras por radiación y daño cerebral.


Esta información salió a la luz luego de una solicitud de ley de Libertad de información en los Estados Unidos, descubriéndose de esta manera extraños detalles sobre estudios realizados por el Pentágono, en relación a algunos de los impactos causados por "objetos voladores no identificados".


Los informes afirman que algunos estadounidenses han quedado afectados con quemaduras por radiación, daño cerebral e incluso "embarazos no deseados", luego de encuentros con los OVNIS.


Estos documentos son parte del Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas (AATIP), este fue un programa secreto del Departamento de Defensa de EE.UU, que se desarrolló entre los años 2007 y 2012.


Si bien estos documentos nunca fueron archivos "clasificados" o de "alto secreto", el Programa estuvo fuera de la información pública hasta el 2017, momento en el cual el ex director del programa, Luis Elizondo, renunció a su cargo. Posterior a su renuncia, Elizondo hizo públicos varios videos de un avión no identificado que se movía y hacía maniobras imposibles.


Poco tiempo después que se diera a conocer al público la existencia del Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas, el periodico "The Sun" presentó una solicitud de todos los documentos relacionados con el programa OVNI.


Cuatro años más tarde, la Agencia de Inteligencia de Defensa de los EE.UU finalmente publicó 1574 páginas de material relacionado con el tema.


Los documentos incluían informes sobre los efectos biológicos de los avistamientos OVNIS en humanos, junto con estudios sobre tecnologías avanzadas como capas de invisibilidad y planes para la exploración y colonización del espacio profundo.


Sin embargo, el Pentágono ocultó algunas partes del documento, por cuestiones de privacidad y confidencialidad.


Uno de los informes se titulaba "Efectos de campo agudos y subagudos anómalos en tejidos humanos y biológicos", este documento detalla presuntas lesiones a observadores humanos por sistemas aeroespaciales avanzados anómalos, algunos de los cuales fueron considerados como una amenaza para los intereses de Estados Unidos.


En este mismo orden de ideas, la Agencia de Inteligencia de Defensa de los EE.UU., advirtió que este informe demostraría que los OVNIS podrían ser una amenaza para los intereses de Estados Unidos.


El documento señala que se descubrió que algunas víctimas resultaron heridas por "exposiciones a vehículos anómalos, especialmente en el aire y cuando se encontraban muy cerca". El Pentágono descubrió que muchas de las lesiones estarían relacionadas con la radiación electromagnética.


Un extracto del informe señala lo siguiente "Se han informado con precisión suficientes incidentes o accidentes, se han adquirido datos médicos, con el fin de respaldar la hipótesis de que algunos sistemas avanzados ya están desplegados y escapan a la comprensión total de los EE.UU".


Los análisis médicos, si bien no requieren de la invención de una biofísica alternativa, indican el uso de sistemas de energía no convencionales y avanzados.


El informe señala que habían 42 casos de archivos médicos y 300 casos similares que no han sido publicados, todos describen a humanos heridos después de un encuentro "anómalo".


Finalmente, el informe insinuó que existe más información de la que fue revelada en el documento "Existe información clasificada que es muy pertinente al tema de este estudio, pero sólo se ha publicado un pequeño extracto de la literatura clasificada".


482 visualizaciones0 comentarios