• KL Magazine

La NASA anuncia que la luna se está oxidando


A partir de una nueva investigación de la NASA, se ha revelado la presencia de una extraña oxidación en la Luna.


El planeta Marte es conocido por su característico tono oxidado, su color se debe al hierro en su superficie y también a la presencia de agua y oxígeno en el pasado. Sin embargo en la Luna, que no tiene aire, resulta extraño encontrar óxido, debido a esto los científicos se han llevado una gran sorpresa al descubrir que el proceso de oxidación también está ocurriendo en nuestro satélite ¿cómo pudo ocurrir esto allí, si la luna no contiene oxígeno ni agua en estado líquido?

Este impactante descubrimiento fue realizado por el orbitador Chandrayaan-1 perteneciente a la Organización de Investigación Espacial de la India, esta sonda no tripulada encontró hielo de agua y numerosos minerales durante su estudio en el año 2008.


El autor principal de esta investigación, el profesor Shuai Li de la Universidad de Hawaii, estudió ese hielo de agua profundamente en los datos del instrumento Moon Mineralogy Mapper (M3) diseñado por la NASA. Los datos revelaron que los polos de la Luna tienen una composición distinta al resto del satélite, la superficie lunar está llena de rocas ricas en hierro, sin embargo Li se sorprendió al encontrar rocas muy similares a la hematita, que es un mineral en forma de óxido de hierro, que se produce cuando el hierro es expuesto al oxígeno y al agua, situación que no ocurre en la Luna, por lo tanto Shuai Li decidió resolver el misterio.


Principalmente, los investigadores creen que la fuente del oxígeno en la Luna podría ser la Tierra. A pesar de que nuestro satélite no tiene atmósfera, alberga trazas de oxígeno que podrían haber viajado miles de kilómetros en la cola magnética de la Tierra. Esta teoría encaja con los datos del Chadrayaan-1, ya que encontraron más hematita en el lado que mira hacia la Tierra.


Sin embargo, el viento solar, bombardea la Tierra y la Luna con hidrógeno, ese elemento debería evitar la oxidación en la Luna, ya que esta no tiene un campo magnético que la proteja. Pero la cola magnética de la Tierra tiene un efecto mediador, ya que además de transportar oxígeno a la Luna, también bloquea más del 99% del viento solar durante ciertos periodos de la órbita de la luna, esto abre ventanas ocasionales durante el ciclo lunar, momentos en los que se formaría el óxido.


Combinando estos factores, en unos pocos miles de millones de años, es posible obtener hematitas en la Luna.


Pero, aún el misterio no está completamente resuelto, ya que la hematita no está ausente en el lado oculto de la Luna, en este lugar el oxígeno de la Tierra no podría haber llegado, entonces ¿cómo explicamos su presencia allí?


Las pequeñas cantidades de hielo de agua observado en las latitudes lunares altas podría estar relacionada con el proceso de formación de hematita en el lado oscuro.


Finalmente este descubrimiento puede ser esclarecedor y nos ayudará a comprender la la historia de nuestro satélite natural, ya que a partir de este descubrimiento podremos remodelar el conocimiento sobre las regiones polares de la Luna y también ahora sabemos que la Tierra habría jugado un papel relevante en la evolución de la superficie lunar.




5,929 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo