• KL Magazine

La vida en Venus podría ser completamente distinta a todo lo conocido en la Tierra


Después de anunciado el descubrimiento de fosfina en la atmósfera de Venus, científicos han revelado que, de existir vida en el planeta vecino, esta sería completamente diferente a todas las formas de vida conocidas en la Tierra.


Este ha sido uno de los descubrimientos más inesperados, ya que debido a las altas temperaturas superficiales de Venus, capaces de derretir el plomo, posee además una atmósfera aplastante y nubes tóxicas de ácido sulfúrico, condiciones que lo convierten en uno de los planetas más hostiles del sistema solar. Debido a esto, a resultado ser una gran sorpresa el descubrimiento de posibles signos de vida en la atmósfera superior de Venus.


El pasado lunes 14 de septiembre, un equipo de científicos dirigidos por investigadores del Reino Unido, presentó el descubrimiento de fosfina en la atmósfera de Venus.


Esta noticia a revolucionado a la comunidad científica y a toda la población mundial, ya que la fosfina es un producto químico, producido por microbios y procesos industriales, no existe ningún otro evento conocido actualmente, como erupciones volcánicas o impacto de asteroides que puedan explicar la presencia de fosfina en Venus.


Por lo mismo, los científicos están ahora estudiando dos posibilidades: la primera es que la fosfina se haya creado a través de algún evento aún no descubierto y la segunda es la presencia de microbios extraterrestres que vivan en la atmósfera superior del planeta.


El Dr. Janusz Petkowski, quien participó en el estudio, señaló que de existir la vida en Venus, lo más probable es que no se parezca en nada a ninguna de las formas de vida que conocemos en la Tierra, enfatizando también en que incluso las bacterias más extremófilas (que viven en condiciones de vida extrema) de la Tierra no podrían sobrevivir en un entorno como el de Venus. Sin embargo, el ácido sulfúrico es un solvente, es un líquido, y la presencia de un líquido es esencial para el desarrollo de la vida, es probable que exista algún tipo de vida que pudiese ser capaz de funcionar en altas concentraciones de ácido sulfúrico.


En la Tierra hay muchos lugares hostiles en donde prospera la vida, como por ejemplo la vida microbiana presente en las aguas termales del Yellowstone, que se han adaptado a vivir en aguas ácidas y que están casi hirviendo. También existen respiraderos de aguas profundas, donde el calor y los minerales, incluido el azufre, salen de las grietas tectónicas y que también están llenos de microbios.


Tomando en cuenta estos ejemplos, en teoría podrían existir formas de vida que sean compatibles con el ácido sulfúrico. Después de todo, pudiésemos imaginar que la vida en la Tierra, con tanta abundancia de oxígeno, que oxida todo, podría ser incompatible con la vida, pero nosotros también nos hemos adaptado, el oxígeno no es nuestro enemigo, como lo era hace 3000 millones de años, incluso se ha convertido en una necesidad vital para nosotros, quizás pudiese haber ocurrido una situación similar en Venus, en donde el ácido sulfúrico sea algo esencial para su sistema de vida.


No obstante, los científicos no podrán verificar el origen de la fosfina, sin enviar una sonda dedicada a estudiar la atmósfera del planeta.


De acuerdo a lo informado por el Dr. Petkowski, los modelos sugieren que Venus alguna vez se pareció a la Tierra, ya que tenía agua corriente y un clima más amigable. Sin embargo, hace unos 700 millones de años, se convirtió en el segundo planeta más caliente del sistema solar.


Por el momento, los expertos se centrarán en las nubes de Venus, con la esperanza de resolver el misterio de la fosfina.



Entradas Recientes

Ver todo