• KL Magazine

NASA contrata teólogos para estudiar la reacción de la humanidad ante la existencia extraterrestre


Entre los eruditos teólogos contratados por la NASA, se encuentran un sacerdote, un rabino y un imam, ellos tendrán como objetivo principal, analizar la posible reacción de la sociedad, en el caso de encontrar vida más allá de la Tierra.


De acuerdo con los informes que se tienen hasta el momento, la NASA ha reclutado al menos 24 académicos teólogos, que participarán en un programa en el Centro de Investigación Teológica (CTI) en la Universidad de Princeton en Nueva Jersey.


La CTI, describe su principal objetivo el construir puentes de entendimiento entre los académicos de diversas disciplinas, científicos y legisladores sobre preocupaciones globales, en este caso se aplica al descubrimiento de vida extraterrestre.


Este programa en particular, tiene como objetivo evaluar cómo reaccionarían las principales religiones del mundo ante la existencia de vida más allá de la Tierra, y de que manera este descubrimiento podría impactar el concepto de Dios y la creación.


El Dr. Andrew Davison, erudito religioso de la Universidad de Cambridge, quien posee también un doctorado en bioquímica en Oxford, se encuentra entre los teólogos seleccionados para participar del programa de la NASA. En su próximo libro, titulado "Astrobiología y doctrina cristiana", Davidson considera que existe la posibilidad de que Dios haya creado vida en otras partes del Universo, y destaca que la posibilidad de encontrar vida extraterrestre es cada vez más real.


El Dr. Davidson, piensa que muchas personas van a recurrir a la religión en busca de explicaciones y orientación, sobre lo que podría significar la vida en otros planetas.


La detección de vida extraterrestre podría ocurrir en una década, en siglos o quizás nunca, pero sería bueno estar preparados y pensar en las consecuencias que esto supone para el mundo con anticipación.


Otras figuras religiosas, como el obispo de Buckingham, Alan Wilson; el rabino Jonathan Romain de la sinagoga y el imam Qari Asim de la mezquita de la Meca, dijeron que la enseñanza cristiana, judía e islámica no se verían afectadas por el descubrimiento de vida extraterrestre.


Por otra parte Carl Pilcher, ex director del Instituto de Astrobiología de la NASA, rechaza la idea de que nuestro planeta sea el único en donde existe vida "esto es inconcebible cuando hay más de 100 mil millones de estrellas en esta galaxia, y más de 100 mil millones de galaxias en el Universo"


El director del CTI, Will Storrar dijo que el objetivo de la NASA es publicar una investigación sería en libros y revistas, para abordar la profunda maravilla, el misterio y las consecuencias de encontrar vida en otros planetas "puede que no descubramos vida en 100 años, o podemos descubrir la próxima semana".


Es importante destacar que la NASA no es la única institución preocupada de resolver estos enigmas, Duilia de Mello, astrónoma y profesora de física en la Universidad Católica, dijo que tiene muchos seminaristas en sus clases que frecuentemente plantean preguntas sobre la vida inteligente en el Universo, y debaten lo que significaría para la Iglesia Católica "Si somos productos de la creación ¿por qué no podríamos tener vida evolucionando también en otros planetas? No hay nada que diga lo contrario"


También, el astrónomo en jefe del Vaticano, dijo que no hay conflicto entre creer en Dios y la posibilidad de que existan "hermanos extraterrestres", quienes podrían ser quizás mucho más evolucionados que los humanos.


El sacerdote jesuita, José Gabriel Funes, director del Observatorio del Vaticano y asesor científico del Papa Benedicto dijo que según su opinión existe la posibilidad de vida en otros planetas.


Y el Papa Francisco, ha dicho que si un extraterrestre se presenta en el Vaticano exigiendo ser bautizado, el estaría dispuesto a hacerlo.


Toda esta información, cobra mucho sentido al considerar que el telescopio James Webb, recientemente lanzado el día de Navidad, podría llegar a cambiar la forma en la que vemos el Universo.


Este Telescopio ha sido considerado como una "máquina del tiempo" que podría ayudarnos a desentrañar los secretos más importantes que guarda el Universo.


Los objetivos de su misión incluyen, buscar las primeras galaxias u objetos luminosos formados después del Big Bang, hace unos 13.800 millones de años y poder saber como evolucionaron las galaxias desde su nacimiento hasta la actualidad. También se utilizará para estudiar exoplanetas, más allá de nuestro sistema solar y mundos más cercanos como nuestro vecino rojo, Marte y la luna de Saturno, Titán.


Finalmente, el astrónomo Klaus Pontoppidan, y científico del proyecto James Webb dijo que estamos a punto de emprender este asombroso viaje al descubrimiento, ya que el el Telescopio James Webb tiene el poder de revelar lo inesperado, podemos planificar lo que creemos que veremos, pero al final sabemos que la naturaleza nos sorprenderá.



1290 visualizaciones0 comentarios