• KL Magazine

Observan gigante ola de tsunami venenoso cruzando Venus


Científicos han detectado una gigantesca ola de gas tóxico extendiéndose a través de Venus, se trata de un evento nunca antes visto en el sistema solar,


La nube tóxica viaja a 322 km por hora a través de la atmósfera superior de Venus desde hace 35 años atrás.


Este fenómeno a sido descrito como una alteración atmosférica y se extiende hasta 7500 km, eso equivale a unos 61000 campos de fútbol y es lo suficientemente grande como para cubrir todo el Reino Unido en una niebla de gas ácido.


Se cree que Venus alguna vez fue un planeta habitable muy parecido a la Tierra, sin embargo ahora es sumamente hostil e inadecuado para la vida, ya que está envuelto con una espesa atmósfera de dióxido de carbono que gira 60 veces más rápido que el mismo planeta, lo que provoca intensos vientos.


Probablemente un efecto invernadero desenfrenado, ocasionado por nubes de ácido sulfúrico aumentaron la temperatura de su superficie hasta los 465 ° C (869 ° F), es decir que Venus es lo suficientemente caliente como para derretir el plomo.


Se tenía conocimiento de que la atmósfera de Venus y los fuertes vientos crean enormes olas de gases tóxicos, pero hasta ahora no habían avistado ninguna como esta.


Los científiccos descubrieron esta extraña anomalía luego de estudiar imágenes infrarrojas capturadas por el orbitador japonés de Venús Akatsuki, la pared de nubes se encuentra aproximadamente a unos 50 km sobre la superficie de Venus y ha barrido el planeta cada 5 días desde el año 1983.


Se trataría de un fenómeno jamás visto en ningún otro lugar del sistema solar, ya que es el primero de su tipo en ser avistado en altitudes tan bajas.



El equipo de investigación, dirigido por la agencia espacial JAXA, piensa que la onda de gas podría ayudar a resolver los misterios que envuelven el misterioso efecto invernadero de Venus, ya que la anomalía se encuentra en la región responsable del efecto y puede ayudar a los expertos a comprender como se conecta la superficie del planeta con su turbulenta y tóxica atmósfera.


El Dr. Javier Peralta, científico de la JAXA, ha dicho que confirmar la naturaleza de este tsunami de gas tóxico es fundamental, ya que las imágenes ultravioletas sólo logran detectar nubes a 70 km de altura. Manejar esta variable les ayudaría a encontrar una ola que transporte anergía e impulse desde abajo de la atmósfera y se disipe antes de llegar a la cima de las nubes.


Por otra parte, los expertos explican también que la llamada "superrotación atmosférica" de Venus continúa siendo un misterio, ya que aún no comprenden los mecanismos responsables de esta ola de nube tóxica.


Por el momento, continúan realizando observaciones, con el fin de encontrar hallazgos que permitan comprender mejor este misterioso fenómeno.


4,989 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo