• KL Magazine

Preocupante advertencia de la NASA, huracanes en el Atlántico e incendios en el Amazonas


De acuerdo a los pronósticos entregados por la NASA es posible advertir un riesgo elevado de incendios y huracanes, esto debido a que las temperaturas de la superficie del océano están más cálidas que el promedio

La NASA ha informado que actualmente las condiciones son las óptimas para una temporada activa de huracanes en el Atlántico e incendios en el Amazonas.


Los científicos han informado que las temperaturas de la superficie del mar están más cálidas que el promedio en el Océano Atlántico Norte, y este dato permite entregar la advertencia de una evidente señal de huracanes e incendios intensos que podrían estar por venir. Las aguas de las superficies del océano más cercanas al ecuador arrastran humedad hacia el norte y lejos del sur del Amazonas, esto podría favorecer el desarrollo de huracanes, explica la NASA en su informe, como resultado de estas variables, el sector del sur del Amazonas se vuelve seco e inflamable, lo que hace que los incendios controlados, provocados por humanos para la agricultura y la limpieza de las tierras, podrían propagarse y crecer sin control.


Doug Morton, científico de la NASA, comunica a través de un informe, que el pronóstico para este año es semejante a lo ocurrido en los años 2005 y 2010, ya que en esos años, las cálidas temperaturas de la superficie del mar Atlántico generaron una serie de huracanes severos, provocaron también sequías históricas en todo el sur del Amazonas, las que provocaron incendios forestales generalizados en el Amazonas.


Por otra parte, Morton y Yan Cheng, científico de la Universidad de California, crearon el pronóstico de la temporada de incendios en el Amazonas, esta es una herramienta que ha logrado predecir la gravedad de cada temporada de incendios a través del análisis del vínculo entre el cambio climático y la ocurrencia de incendios. Actualmente, la herramienta de estos científicos predice un alto riesgo de incendio en Brasil , específicamente en los estados de Acre, Mato Grosso, Pará y Rondônia, y en Bolivia en los departamentos de El Beni, Pando y Santa Cruz.


Cheng ha informado que la práctica de la deforestación, agregan más variabilidad año a año en los incendios en el Amazonas, además es probable que el cambio climático haga que toda la región sea más seca y más inflamable, estas condiciones permitirían que los incendios provocados por la deforestación o uso agrícola se propaguen fácilmente en los bosques amazónicos.


Las regiones con altos riesgos el año 2019 resultaron ser las más afectadas por numerosos incendios que arrasaron América del Sur el año pasado. Posteriormente, cuando llegó la temporada de lluvias a Brasil en diciembre pasado, más de 6000 kilómetros cuadradas del Amazonas habían sido destruidas por incendios, lo que resultó ser una de las mayores pérdidas en la selva tropical brasileña de la última década.


Morton agrega que los modelos solo pueden proporcionar una probabilidad de riesgo y no una visión clara del futuro, destacando que las estimaciones satelitales de incendios activos y lluvias serán la mejor guía de cómo se desarrollará la temporada de incendios durante este año 2020. A pesar de lo anterior Morton enfatiza que el 2020 está configurado para ser un año peligroso para los incendios en el Amazonas.


Finalmente, algunos pronósticos del clima han señalado una mayor actividad ciclónica, los investigadores de la Universidad Estatal de Colorado pronosticaron 20 o más tormentas con nombre para la temporada 2020, su mayor estimación desde el año 2005, La temporada de huracanes alcanzaría su punto máximo desde agosto a octubre.

4,023 vistas0 comentarios