• KL Magazine

The Economist - La Próxima Catástrofe ¿predice el futuro de los próximos meses?



Cada cierto tiempo, la revista inglesa The Economist, suele publicar pronósticos mundiales a través de sus portadas. La imagen correspondiente a junio del 2020, a llamado la atención del público, debido al impacto que produce el dibujo, en el que podemos observar una familia sentada en un sillón, en donde todos llevan puesta una máscara antigas (incluso el gato), sin embargo, no deja de llamar la atención que el niño sea el único que no la utiliza y en su lugar pareciera llevar puesto un casco para la guerra ¿Cuál será el mensaje que nos quieren entregar? ¿los animales hoy día están más protegidos que los niños?


Además, si observamos los cuadros que hay colgados en la pared, podemos ver un cerdo, un erupción volcánica, una puesta de sol, un meteorito acercándose a la Tierra, virus y bacterias, una explosión nuclear y una eyección de masa coronal.


Vamos por parte, hace pocos días atrás, es probable que muchos de uds ya hayan leído sobre el descubrimiento reciente de un nueva gripe porcina, proveniente también de China, y que de acuerdo a lo informado por científicos, tendría el potencial de convertirse en pandemia, por el momento esta gripe ha sido encontrada solo en los cerdos, sin embargo los expertos han informado de que podría mutar en cualquier momento y de esta manera contagiar al ser humano.


Otro aspecto que llama muchísimo la atención en la imagen, es el reloj que está colgado en la pared, quizás no muchos lo recuerden, pero una de las noticias con la que se inició este año 2020 fue que el reloj del apocalipsis o doomsday clock, se había adelantado, para los que no lo saben, el reloj del juicio final, es un reloj simbólico, que utiliza la analogía de la especie humana estando siempre "a minutos de la media noche", donde la medianoche representa la destrucción total de la humanidad, el número de minutos para la medianoche (que mide el nivel de amenaza mundial, ya sea nuclear, ambiental o tecnológica), es corregido periódicamente por científicos expertos, y en enero del presente año quedó actualizado a 100 segundos para la medianoche, tal como lo vemos en la portada la revista.



Ahora continuemos, el artículo asociado a esta portada, resumidamente comenta lo poco preparados que están todos los gobiernos del mundo para enfrentar una catástrofe importante, tal como una mega erupción volcánica, la caída de un asteroide, o una guerra o desastre nuclear. Ante este tipo de eventualidades, los ciudadanos confiamos en la respuesta oportuna de nuestros líderes, pero la verdad es que casi ninguno está preparado para ello, un ejemplo cercano es lo que ha sucedido en el mundo entero con la pandemia del COVID 19, ya que durante décadas científicos y virólogos, advirtieron de la posible propagación de una especie de gripe proveniente de animales salvajes, sin embargo, muy pocos países del mundo han sido capaces de implementar medidas adecuadas para detener la pandemia.


Hay también desastres, en que los países tienen escasa, o mejor dicho nula experiencia para enfrentar, como por ejemplo las tormentas solares, si bien estás normalmente ocurren y debido a ellas podemos observar auroras boreales y meridionales, lo cierto es que durante este siglo, en el que la electricidad se ha convertido en algo de suma importancia en nuestras vidas, nunca hemos sido golpeados por una tormenta solar de gran magnitud ¿que sucedería si eso llegara a suceder? bueno, se caerían los sistemas satelitales que son tan necesarios para la navegación, todo tipo de comunicación quedaría interrumpida, dejándonos en un estado de vulnerabilidad sumamente alto, durante meses o años.


Ciertamente, las erupciones volcánicas, choques de meteoritos y las tormentas solares, son todas fenómenos que no se pueden controlar, pero si se pueden desarrollar sistemas de alertas tempranas y de monitoreos, para que en caso de cualquier situación extrema, las autoridades alcancen a poner en práctica los protocolos adecuados en cada uno de los casos.


Finalmente ¿The Economist está queriendo advertir sobre lo que podría venir? o ¿simplemente se trata de una reflexión sobre lo poco preparados que están los gobiernos para enfrentar catástrofes de gran magnitud?



7,422 vistas0 comentarios